Archivo de la etiqueta: fotografia

Como hacer una caja de luces para tu estudio fotografico

Hacer fotografias de cosas pequeñas, captando todos sus detalles, es complicado.

Y aun mas, iluminarlas para que queden perfectas, sin brillos ni sombras.

Hoy os enseñaré como construir una caja de luces, un pequeño estudio fotográfico, donde realizr las fotos de esas pequeñas cosas, que tan dificil resulta fotografiar.

Y por apenas unos pocos euros, en comparacion con los cientos que vale una hecha…

Necesitaremos:

  • Una caja de cartón, de aprox, 60 x 60 x 60 cm.
  • Papel de seda o tejido traslúcido blanco, (en mi caso, utilice un trozo de cortina de baño de poliester)
  • Cinta adhesiva, o de embalar
  • Cartulinas, blancas, y de otros colores, para usar como fondo del plató fotografico
  • Un par de lámparas de escritorio de unos 50 w. (puedes encontrarlas en el chino, por unos 5 euros)

Herramientas:

  • una regla larga
  • un cutter o cuchilla
  • un rotulador, o lapiz, para marcar.

1 Elija una caja. El tamaño debe ser adecuado para los objetos que se fotografía.

2 Asegure la parte inferior de la caja con cinta de embalaje. Use más cinta de embalaje para asegurar las solapas inferiores dentro.

3 Coloque la caja de lado. Con la abertura hacia usted.

4 Marcar las líneas alrededor de 1 pulgada (2,5 cm) dentro de cada borde de la caja a cada lado y en la parte superior. Utilizaremos una regla para que el borde sea recto, perfecto y del ancho correcto.

5 Utilizando el cutter, corte con cuidado a lo largo de las líneas que dibujaste. Puede utilizar la regla como un borde recto para guiar a su corte.  Observe que las aletas en la parte delantera de la caja se han quedado por ahora para añadir estabilidad y que sea más fácil de cortar.

6 Cortar las aletas delanteras.

7 Corte una sección de papel de seda lo suficientemente grande para encajar en cada una de las aberturas que cortar. Luego la cinta a la parte exterior de la caja con cinta de celofán. Comience con una capa de papel de seda. Después de completar el cuadro y hacer algunas tomas de prueba, usted puede encontrar que usted necesita capas adicionales de papel de seda para conseguir la iluminación adecuada.

8 Utilice la navaja y las tijeras para quitar los trozos sueltos de cartón desde la parte delantera de la caja.

9 Corte un pedazo de cartulina blanca mate para ajustarse al interior de su caja. La pieza debe estar en la forma de un rectángulo, con la anchura de ser el mismo que un lado de la caja, pero la longitud es el doble de largo.

10 Inserte la cartulina en la caja, curvándose hacia arriba hacia la parte superior de la caja. Curvar suavemente; sin arrugarla. Recorte si fuera necesario. Esto creará una mirada infinita, sin aristas para el fondo de sus fotografias.

11 Cortar algunos trozos de  cartulina negra en secciones lo suficientemente grandes para cubrir las áreas de papel tisú. Esto le permitirá bloquear la luz de ciertas direcciones cuando se toman fotografías.

12 Añade tu iluminación. Luces Fotos, flashes, e incluso las lámparas de escritorio estándar se pueden colocar en cualquier lado o encima de la caja para producir el efecto de iluminación deseado.

13 Tome algunas fotos de prueba sobre la marcha. Ver qué tan bien los filtros de papel tisú y difunde la luz. Añadir capas de papel de seda, según sea necesario. Esta foto fue tomada en la caja de luz ejemplo, y no es retocada. Ahora ya podemos empezar a tomar grandes fotos!

14 Al final, sus imágenes deben salir limpias, frescas, y sin un montón de colores gris en todas partes. Echa un vistazo a esta imagen muestra tomada con nuestra caja.

Y eso es todo.

Feliz sesión fotográfica.

 

Paso a paso fotografía vintage para el recuerdo

Consigue con esta manualidad increíbles fotografías vintage que te permitirán conservar un recuerdo único de los mejores momentos de tu vida. Esta propuesta que hoy traemos puede servir como regalo exclusivo para aniversarios, cumpleaños y otras fechas especiales. A tus seres queridos les encantará esta idea tan mágica, ¿no crees..?

Para hacer esta propuesta necesitas:

  • Un frasco de vidrio (grande y ancho) con tapa.
  • Una fotografía antigua en blanco y negro (asegúrate de que encaja en el interior del frasco).
  • Aceite vegetal.
  • Flores secas (opcional).

Inserta la fotografía antigua dentro del frasco y, a continuación, vierte dentro aceite vegetal hasta cubrir toda la superficie. Este aceite no sólo conserva óptimamente la imágen de los estragos del tiempo, sino que además la embellece hasta el punto de hacerla parecer distinta, una imagen en tonos sepias.

Para añadir un adorno extra a este collage puedes usar flores secas, por ejemplo flores de lavanda, especiales por su aroma. Debes ponerlas junto a la parte posterior de la foto.

Tapa el frasco y ubícalo junto a una fuente de luz natural. Lucirás este objeto vintage de gran valor sentimental e incluso puedes crear una pequeña colección de fotografías personalizadas para toda la familia.

Paso a paso fotografía vintage para el recuerdo

Consigue con esta manualidad increíbles fotografías vintage que te permitirán conservar un recuerdo único de los mejores momentos de tu vida. Esta propuesta que hoy traemos puede servir como regalo exclusivo para aniversarios, cumpleaños y otras fechas especiales. A tus seres queridos les encantará esta idea tan mágica, ¿no crees..?

Para hacer esta propuesta necesitas:

  • Un frasco de vidrio (grande y ancho) con tapa.
  • Una fotografía antigua en blanco y negro (asegúrate de que encaja en el interior del frasco).
  • Aceite vegetal.
  • Flores secas (opcional).

Inserta la fotografía antigua dentro del frasco y, a continuación, vierte dentro aceite vegetal hasta cubrir toda la superficie. Este aceite no sólo conserva óptimamente la imágen de los estragos del tiempo, sino que además la embellece hasta el punto de hacerla parecer distinta, una imagen en tonos sepias.

Para añadir un adorno extra a este collage puedes usar flores secas, por ejemplo flores de lavanda, especiales por su aroma. Debes ponerlas junto a la parte posterior de la foto.

Tapa el frasco y ubícalo junto a una fuente de luz natural. Lucirás este objeto vintage de gran valor sentimental e incluso puedes crear una pequeña colección de fotografías personalizadas para toda la familia.